Salud dental

Causas y factores de riesgo 

Con frecuencia, el deterioro dental es el resultado de una combinación de tres cosas: sarro, poca higiene bucal y consumo excesivo de azúcares.1 Cepillarse los dientes con pasta de dientes con flúor ayuda a reducir el sarro y mantiene los dientes con aspecto limpio y sensación de limpieza. Los dientes absorben el flúor de la pasta de dientes, lo que ayuda a prevenir el deterioro La nutrición también desempeña un papel importante: los alimentos elegidos y la frecuencia de las comidas (y tentempiés) puede afectar a la salud bucal general. 

Pero ¿qué pasa con el zumo de frutas 100 % natural? 

En un estudio longitudinal, Clancy et al observaron una asociación negativa entre las caries, en 1 año, y el consumo de manzanas y zumo de fruta.2 Esto sugiere que las manzanas y el zumo de fruta no afectan negativamente a las caries. Los datos de la Encuesta Nacional sobre Salud y Nutrición (NHANES) 1999-2004, realizada en los Estados Unidos, sugieren que los niños que beben entre cuatro y seis onzas (entre 118 y 177 ml) de zumo de fruta 100 % natural al día no presentan deterioro dental causado por la bebida.3 Un vaso pequeño de zumo de fruta 100 % natural (aproximadamente, 150 ml) una vez al día, según lo recomendado en muchas pautas nacionales, está dentro de estos valores. Varios estudios muestran una constatación similar en términos de acidez. Los estudios demuestran que la frecuencia de ingesta de alimentos y bebidas ácidos es un factor determinante más importante de la erosión que la cantidad total consumida, así que, a fin de minimizar la aparición de erosión dental, se debería limitar la cantidad y la frecuencia de ingesta de zumos y refrescos.4 La Organización Mundial de la Salud recomienda que una dieta sana contenga menos del 10 % de la ingesta total de energía procedente de azúcares libres. El consumo excesivo de azúcar, independientemente de la fuente de procedencia, puede dar lugar a deterioro dental cuando va acompañado de poca higiene dental.

  Consejo de higiene dental 

Para mantener la salud dental, cepíllese dos veces al día con pasta con flúor, límpiese los dientes con hilo dental a diario y vaya al dentista con regularidad. No solo lo que se come, sino también cuándo se come, puede afectar a la salud dental. Es importante seguir una dieta equilibrada y limitar los tentempiés entre comidas. Los alimentos que se ingieren como parte de una comida dañan menos los dientes que estar tomando tentempiés todo el día, porque durante una comida se genera más saliva y esto ayuda a reducir los efectos de los ácidos en la boca.    

Aviso sobre el cuidado profesional de la salud 

La información contenida en este sitio web está dirigida a profesionales del sector de la salud y colectivos relacionados. Por favor, consulte a su médico antes de hacer algún cambio en su dieta.Aviso sobre el cuidado profesional de la salud La información contenida en este sitio web está dirigida a profesionales del sector de la salud y colectivos relacionados. Por favor, consulte a su médico antes de hacer algún cambio en su dieta.