Nuevos datos sobre la composición del zumo de naranja revelan un gran abanico de nutrientes y componentes bioactivos

Es un hecho que la fruta contiene muchos nutrientes y componentes producidos por los vegetales (a menudo llamados "bioactivos"), pero, ¿y los zumos de fruta? 

 Las frutas cítricas y sus zumos son fuentes reconocidas de vitamina C, folato y potasio. Sin embargo, apenas se sabe que también son ricos en polifenoles, hesperidina, naringina y narirutina. Las manzanas y su zumo aportan otros grupos de polifenoles, como las catequinas, la quercetina y la rutina. Dentro de la planta, los polifenoles protegen contra factores externos como los rayos ultravioleta, impiden los ataques de plagas y aportan color para atraer a los insectos polinizadores[x]. Estos mismos polifenoles tienen una función en el cuerpo humano para mantenernos saludables, según estudios observacionales y de intervención. 

Pese a la evidencia científica, una encuesta realizada por IPSOS en 2017[x] entre 2.099 profesionales de la salud europeos reveló que existen varios mitos relacionados con el valor nutricional de los zumos de fruta y el efecto que tiene la transformación en el contenido vitamínico. Los resultados de esta encuenta también apuntan a cierta confusión sobre la pureza del zumo de naranja envasado, en particular respecto a los azúcares y conservantes (que, al contrario de lo que algunas personas creen, no se añaden a los zumos 100%. 

Solo el 37% de los profesionales de la salud estuvieron totalmente de acuerdo con que el zumo de naranja no contiene nada más que zumo de fruta 100%. Los dietistas y nutricionistas tenían conocimientos más amplios en comparación con los médicos de familia y pediatras, posiblemente porque estos facultativos apenas reciben formación en nutrición durante todos sus años de estudios[x]. A medida que la sociedad vaya sustituyendo el modelo basado en el tratamiento por el basado en la prevención, se hace cada vez más importante una buena comprensión de los beneficios de la nutrición. Este dossier resume cinco hechos sobre la composición nutricional del zumo de naranja, y por qué es relevante para la salud y el bienestar.

Fruitjuicematters

NUEVOS DATOS SOBRE LA COMPOSICIÓN DEL ZUMO DE NARANJA 

Todo el zumo de fruta que se vende en Europa se somete frecuentemente a auditorías por SGF Internacional, un organismo sin ánimo de lucro, que garantiza la seguridad y composición de los zumos de fruta durante su proceso de transformación[1]. Los datos recogidos por los auditores, proceden de cientos de muestras de zumo de naranja antes de su envasado y revelan el gran abanico de nutrientes y componentes bioactivos presentes en una porción. Esto confirma que el zumo de naranja no es simplemente una "bebida azucarada", como se sugiere en algunas ocasiones. 

Un vaso pequeño (150 mL) de zumo de naranja aporta 67,5 mg de vitamina C de media, más del 80% del valor de referencia de nutrientes (VRN), la cantidad diaria recomendada para mantener una buena salud (Figura 1). Una porción también aporta el 16% del VRN para folato, y 13% del VRN para potasio.

Figura 1: ¿Qué contiene un vaso de zumo de naranja? Datos de SGF Internacional (2018) y otras fuentes. 1-2 naranjas medianas por un vaso de zumo de naranja, basado en cálculos publicados por Tetra Pak[2].

DATO 1: "ZUMO 100%" SIGNIFICA QUE NO SE AÑADE NADA ARTIFICIAL 

La encuesta de IPSOS reveló que existen muchos mitos sobre la pureza del zumo de naranja. Es preocupante descubrir que el 31% de los profesionales del sector de la salud no estén convencidos de que el término "zumo de naranja" en la etiqueta signifique que el producto es, efectivamente, zumo 100%, mientras que el 28% creían de forma equivocada que se añaden colorantes, y el 47%, que se añaden conservantes. 

La directiva europea[3] regula la producción del zumo de fruta de forma muy estricta, así que no se puede añadir nada artificial, ni tampoco se puede eliminar nada. Esto incluye azúcares, conservantes, colorantes, estabilizantes, sabores, e incluso agua. Por tanto, cuando la etiqueta indica "zumo de naranja", el envase solo puede contener zumo puro de naranja procedente de naranjas enteras. Las vitaminas, minerales, contenido en agua y azúcares naturales reflejan el contenido de la fruta que se utilizó para producir el zumo. 

DATO 2: EL ZUMO DE NARANJA ES RICO EN POLIFENOLES 

El zumo de naranja es ampliamente conocido por su contenido en vitamina C, pero lo que muchas personas no saben es que es una de las fuentes más ricas de hesperidina, un polifenol de la subclase de las flavanonas. La encuesta de IPSOS reveló que dos terceras partes de los profesionales de la salud no sabían que los zumos de fruta contenían polifenoles. Los estudios demuestran que la hesperidina tiene propiedades antinflamatorias[4], y que puede tener efectos beneficiosos para el funcionamiento microvascular (elasticidad y tono de los vasos sanguíneos[5]). La ingesta diaria de zumos cítricos en Europa es baja en general (<40 mL/día), al igual que el aporte diario de hesperidina, que se estima en 35 mg/día en el Reino Unido, y 7,1 mg/día en Dinamarca[6]

Según los datos de SGF[7], el contenido en hesperidina del zumo de naranja es mayor que el de vitamina C. Estos datos muestran que 100 mL de zumo de naranja aportan 52 mg de hesperidina, o 78 mg para una porción de 150 mL. El rango de las muestras obtenidas de distintos fabricantes es amplio, entre 11 y 116 mg (Figura 2). Esta disparidad está relacionada con varios factores: la variabilidad natural debido a las diferencias en el clima, suelo y en las variedades de naranja cultivadas, los métodos de exprimición, y el contenido en pulpa de los zumos. Puesto que la pulpa de la naranja es especialmente rica en hesperidina, los zumos con pulpa contienen niveles mucho más altos. Los datos proporcionados por SGF están respaldados por estudios realizados por la Universidad Federal de Bahia, Brasil[8].

Fruitjuicematters

Figura 2: Datos de SGF (2018) relacionados con el contenido medio en hesperidina de cada país de origen, incluyendo el tamaño de la muestra; ZN-NPC (zumo de naranja no procedente de concentrado); ZN-C (zumo de naranja que procede de concentrado), de otro análisis realizado por SGF. 


No absorbemos la hesperidina de la dieta de forma intacta, y se requiere la acción de una bacteria intestinal para convertirla en metabolitos, por ej. hesperetina (un metabolito de la hesperidina). Entonces, los metabolitos pueden ser absorbidos por el cuerpo[9]. Las concentraciones de metabolitos de la hesperidina en plasma llegan a su punto más alto unas cinco horas después de la ingesta[10]


DATO 3: LA PASTEURIZACIÓN Y LA CONSERVACIÓN DEL ZUMO DE NARANJA NO DESTRUYEN LOS NUTRIENTES


Con frecuencia existen dudas sobre el proceso de transformación del zumo de naranja y el contenido nutricional durante el procesado y la conservación. Los zumos comerciales pueden ser sometidos a un tratamiento térmico (pasteurizados) o a presión para conseguir un producto seguro desde el punto de vista microbiológico. 


La vitamina C tiende a deteriorarse mediante la acción del oxígeno, y esta reacción indeseada se acelera con el calor. No importa si el zumo se exprime en casa o en fábrica. No obstante, los fabricantes procuran limitar la exposición del zumo al oxígeno y otros elementos para minimizar el deterioro de la vitamina C durante el proceso de pasteurización. Estudios llevados a cabo por AMC Juices y AMC Innova[11] apuntan a que los niveles de vitamina C presentes en el zumo de naranja se mantienen muy por encima del nivel mínimo descrito de 12 mg/100 mL para poder hacer alegaciones de que un producto es "rico en" esta vitamina[12], incluso después de 56 días de refrigeración (Figura 3).

Fruitjuicematters

Figura 3: Datos de AMC (2017) que indican el contenido en vitamina C en el zumo de naranja pasteurizado (España). 


Otros estudios confirman que el zumo de naranja conservado a 4ºC durante 10 meses contenía 20 mg de vitamina C por cada 100 mL[13], mientras que el zumo de naranja conservado a temperatura ambiente (18-20ºC) durante 6 meses presentaba la misma concentración[14]. Ambos niveles están por encima del nivel mínimo descrito para poder alegar que un producto es "fuente de" dicho elemento. 


A diferencia de la vitamina C, la hesperidina es menos susceptible al deterioro por la acción del oxígeno o de la temperatura. Si el zumo de naranja se conserva a 4ºC durante 6 meses, la pérdida de hesperidina es del 2%[15], mientras que a temperatura ambiente (18ºC), esta pérdida es del 9% después de 6 meses (la mayor parte de esta pérdida se produce durante los 2 primeros meses). Aunque la naranja entera contiene 2,4 veces más hesperidina que el zumo de naranja, las personas absorbemos una cantidad idéntica de hesperetina (un metabolito de la hesperidina), independientemente de si consumimos zumo o la naranja entera. Esto apunta a su equivalencia nutricional en lo que respecta a la hesperidina. La absorción menor de hesperidina de la naranja entera se debe probablemente a la solubilidad limitada de la hesperidina en los fluidos digestivos, además de al contenido mayor en pectina de la fruta entera, que inhibe la absorción de la hesperetina19. También existen diferencias entre el zumo de naranja exprimido en casa y el zumo envasado, con niveles de hesperetina en sangre tres veces mayores después de consumir el zumo envasado, que tiene un mayor contenido en hesperidina debido a un proceso de exprimido más eficiente[17]


DATO 4: EL ZUMO DE NARANJA CONTIENE TRES NUTRIENTES QUE AYUDAN A MANTENER UNA BUENA SALUD 


El zumo de naranja contiene cantidades suficientes de vitamina C, folato y potasio (≥ 7,5% VRN/100 g) para poder hacer declaraciones nutricionales en el envase y en las informaciones dirigidas a los consumidores.

Fruitjuicematters

Cada uno de estos nutrientes tiene varias alegaciones de salud en Europa[18], tales como:


DATO 5: EL ZUMO DE NARANJA A PARTIR DE CONCENTRADO CONTIENE NIVELES EQUIVALENTES DE NUTRIENTES Y COMPONENTES BIOACTIVOS 


El zumo de naranja comercial puede ser exprimido y luego sometido a un proceso breve de pasteurización para preservar la seguridad alimentaria, o se puede concentrar al vacío mediante la evaporación del agua, para su transporte hasta un punto más cercano al punto de venta, donde será reconstituido. 


Al contrario de lo que algunas personas creen, el zumo de naranja a partir de concentrado no contiene azúcares añadidos ni conservantes, ni está enriquecido con nutrientes, y está reconstituido según la legislación europea. El zumo de naranja a partir de concentrado es un producto útil, ya que no requiere refrigeración y permite el procesado de naranjas frescas, maduras y sin tratar en el país de origen sin tener que trasladar grandes cantidades de agua durante su transporte. 


Los niveles de vitamina C del zumo de naranja a partir de concentrado se consideran "altos" según el reglamento europeo, y se encuentran en el mismo rango que los niveles de vitamina C de los zumos no procedentes de concentrado. Todos contienen entre 36-53 mg/100 mL de zumo, dependiendo de la variedad de naranja y la temporada, los procesos de transformación, los materiales del envasado y las condiciones de conservación. Adicionalmente, los niveles de hesperidina y potasio son parecidos independientemente de si el zumo de naranja se obtiene a partir de concentrado, o si es exprimido (Figura 2)[7].


CONCLUSIONES

El zumo de naranja contiene un gran abanico de vitaminas, minerales y compuestos bioactivos que no siempre es valorado por aquellas personas que proporcionan recomendaciones dietéticas a la sociedad. El zumo de naranja contiene cantidades beneficiosas de folato, potasio y vitamina C, tanto si el zumo es recién exprimido como envasado. 


Según las autoridades europeas, estos nutrientes sirven de apoyo para varios aspectos de nuestra salud, que incluyen la presión arterial normal, un buen funcionamiento del sistema inmunológico y procesos antioxidantes. La fruta es una fuente reconocida y eficaz de polifenoles, y ahora está claro que los zumos de fruta se podrán incluir también en esta categoría, y que tienen una función dentro de una dieta equilibrada y saludable. Asimismo, un número de estudios cada vez mayor confirman que los polifenoles presentes en el zumo de naranja, como la hesperidina, pueden ser absorbidos y utilizados por el cuerpo, y que posiblemente puedan aportar beneficios adicionales que aún no se han estudiado completamente.

Aviso legal: Se ha hecho todo lo posible para garantizar que la información contenida en este documento sea correcta y se haya verificado. Esta información se debe utilizar solamente como base para las comunicaciones no comerciales con un público que incluye únicamente profesionales de la salud y medios de comunicación. No se debe utilizar la información en este documento para hacer alegaciones de salud o de nutrición en la comunicación cuyo público objetivo sean los consumidores. Los usuarios de este documento deberían entender que el uso de esta información en un contexto diferente del actual, además de cualquier modificación de la información, incluidos cambios en el texto, o la omisión o adición de texto o gráficos, puede tener consecuencias legales. AIJN no asume ninguna responsabilidad por daños operjuicios que pudiesen derivarse del uso del presentedocumento o de la información contenida en la misma. AIJN no respalda ni garantiza la veracidad de las ideas y opiniones expresadas por terceros en el presente documento, y renuncia a cualquier responsabilidad que pudiese derivarse de la base de dicha información u opiniones.

Referencias

[2] Ringblom U (ed.) (2017) The Orange Book. Tetra Pak: Lund.

[4] Rocha DMUP et al. (2017) Orange juice modulates proinflammatory cytokines after high-fat saturated meal consumption. Food Funct 8: 4396-4403.

[5] Morand C et al. (2011)

 Hesperidin contributes to the vascular protective effects of orange juice: a randomized crossover study in healthy volunteers. Am J Clin Nutr 93(1):73-80.

[6] Justesen U et al. (2000)

Estimation of daily intake distribution of flavonols and flavanones in Denmark. Scand J Nutr 44: 158-160.

[7] Data provided by SGF International (2018).

[8] Cerqueira e Silva LCR et al. (2014)

Determination of flavanones in orange juices obtained from different sources by HPLC/DAD. J Anal Methods Chem 2014; 296838

[9] Manach C et al. (2005)

Bioavailability and bioefficacy of polyphenols in humans. I. Review of 97 bioavailability studies. Am J Clin Nutr 81: 230S-242S.

[10] Pereira-Caro G et al. (2014)

Orange juice (poly)phenols are highly bioavailable in humans. Am J Clin Nutr 100: 1378-84.

[11] Kindly provided by Dr Mari Cruz Arcas, AMC, Murcia, Spain.

[13] Ros-Chumillas M et al (2007)

Quality and shelf life of orange juice aseptically packaged in PET bottles. J Food Eng 79: 234-242.

[14] Klimczak I et al. (2007)

Effect of storage on the content of polyphenols, vitamin C and the antioxidant activity of orange juices. J Food Compos Anal 20: 313-322.

[15] Agcam E et al. (2014)

Comparison of phenolic compounds of orange juice processed by pulsed electric fields (PEF) and conventional thermal pasteurization. Food Chemistry 143: 354-361.

[16] Aschoff JK et al. (2016)

Urinary excretion of Citrus flavanones and their major catabolites after consumption of fresh oranges and pasteurized orange juice: A randomized cross-over study. Mol Nutr Food Res 60: 2602-2610.

[17] Silveira JQ et al. (2014)

Pharmacokinetics of flavanone glycosides after ingestion of single doses of fresh-squeezed orange juice versus commercially processed orange juice in healthy humans. J Agric Food Chem 62: 12576-84.