9 mayo 2019 - No existen grandes diferencias nutricionales entre el zumo de naranja envasado y el hecho en casa

Perfil nutricional zumoUno de los falsos mitos extendidos sobre el zumo de fruta es que el hecho en casa tiene un perfil nutricional diferente al envasado. En cambio, la evidencia científica demuestra que las propiedades nutricionales de un zumo de naranja hecho en casa son prácticamente iguales a las del envasado. Así lo recoge el nuevo informe “Datos actuales sobre el consumo de zumos de frutas en España y sus propiedades nutricionales”, elaborado por la Fundación Española de la Nutrición, cuyo equipo de expertos ha realizado una revisión exhaustiva de los estudios sobre el consumo de zumo de fruta en España y sus propiedades nutricionales. Además, por primera vez se ha analizado el consumo de las categorías zumo de fruta néctar y zumo a partir de concentrado y qué papel juegan en la dieta española. 


Si comparamos 100 gramos de zumo de naranja envasado con la misma cantidad de zumo hecho en casa podemos ver que ambos tienen un valor energético de 43 kcal.
En ambos casos los hidratos de carbono son similares y provienen de azúcares simples, con un bajo aporte de proteínas y grasas. Y si medimos el contenido de agua, vitamina C y potasio que contienen vemos que tampoco hay diferencias significativas. 

En cuanto al contenido de azúcares, de cada 100 gramos de un zumo de naranja, el envasado contiene 10,2 gramos de azúcares y el hecho en casa 10 gramos. La diferencia es mínima. Esta sí varía cuando hablamos de la fruta fresca. En ese caso, disminuye a los 8,6 gramos de azúcares. Esto se debe a que, contrariamente a lo que en muchas ocasiones se afirma, los zumos de frutas no contienen azúcares añadidos (según lo establecido en la legislación vigente en la Unión Europea y el Real Decreto 781/2013), solo contienen los azúcares provenientes de la fruta de la que proceden. Debe recordarse en este sentido que los néctares sí pueden contener azúcares hasta un máximo del 20% en peso respecto al peso total de los productos acabados, y/o edulcorantes. 

En este sentido, Gregorio Varela Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, y presidente de la FEN, recuerda que “los zumos envasados constituyen hoy en día una importante fuente de nutrientes, ya que los avances tecnológicos conseguidos en sus procesos de elaboración permiten conservar gran parte de los nutrientes de la fruta fresca de origen en proporciones significativas” y “pueden suponer un complemento para alcanzar las recomendaciones de consumo de fruta, que prioritariamente debe ser siempre que sea posible fresca”. 

Entre los datos más destacados, el documento resalta que el consumo moderado de zumo (un vaso 150-200 ml) podría incluirse dentro de una alimentación saludable y variada, con el objetivo de llegar a la recomendación de 3 frutas diarias y siempre y cuando las otras dos raciones se hagan como piezas enteras.

 El zumo de fruta es un alimento mínimamente procesado, resultado de la extracción de la fruta de la que procede y su posterior pasteurización y envasado. La pasteurización es un tratamiento térmico que somete el zumo, previamente exprimido y tamizado, durante unos segundos a una temperatura inferior a 100ºC, tras el cual el zumo es enfriado rápidamente, para mantener sus cualidades organolépticas y que se mantenga fresco durante más tiempo. 

 Sobre los datos de consumo de zumos en España 

Según los datos del estudio representativo ANIBES, un 31,2% de la población española (9-75 años) consume algún tipo de zumo, encontrándose una clara tendencia respecto a los consumidores por grupos de edad. Así, niños y adolescentes consumen más zumos que las personas adultas y personas mayores. 

 En relación al área geográfica, existen grandes diferencias: la zona del Sur peninsular, Área Metropolitana de Madrid y las Islas Canarias, consumen más zumos hechos en casa. En cuanto a los zumos envasados, las Islas Canarias, la zona Sur y el Levante son las áreas de mayor consumo. 

Los andaluces son los mayores consumidores de zumo hechos en casa. Su ingesta media de un zumo hecho en casa se sitúa en los 111,9 gramos/persona/día y la de zumo envasado en los 126,1 gramos/persona/día. En cambio, los canarios son los mayores consumidores de zumos envasados. Su ingesta media de un zumo envasado se sitúa en los 162,4 gramos/persona/día. Si nos fijamos en el consumo de néctares y mezclas de zumo y leche, las Islas Canarias, vuelven a ser el área con mayor consumo.