26 noviembre 2019 - "Lo que hace a los zumos singulares es el contenido en compuestos fitoquímicos bioactivos como los polifenoles y carotenoides"

FruitjuicemattersEntrevistamos a Ana María Troncoso, doctora en Farmacia y Catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Sevilla.

1. ¿Cuál es el papel que desempeña dentro del Departamento de Nutrición y Bromatología, Toxicología y Medicina Legal de la Facultad de Farmacia en la Universidad de Sevilla?

Soy Catedrática de Nutrición y Bromatología en el citado Departamento de la Universidad de Sevilla desde el año 2001. En él desarrollo labor docente e investigadora. Imparto docencia en el grado de Farmacia y de Bioquímica y en el Máster Profesional en Farmacia, especialización en alimentación y salud. También intervengo como profesora invitada en diversos cursos de Máster en universidades españolas como la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, la Universidad Rovira i Virgili, la Universidad Miguel Hernández o la Universidad Complutense. La investigación la realizo en un grupo de que fundé en el año 1993; en concreto estudiamos las propiedades bioactivas de alimentos fermentados como los vinos o la cerveza, también investigamos en el campo de la nutrición y los hábitos de vida saludable.

2. Como ex directora de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), ¿cree que el sector del zumo está ofreciendo garantías e información objetiva a los consumidores?

He podido ser testigo de la gran evolución del sector productor de zumos, que ha realizado positivos esfuerzos para adaptarse al entorno actual, a la demanda de los consumidores de estar mejor informados en relación a los alimentos que eligen y a la demanda de las autoridades de sanitarias de mejorar la composición de los mismos. Dichos esfuerzos han dado como resultado, entre otros, la firma de un Convenio entre la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (Asozumos) para el desarrollo de los acuerdos del plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas 2017-2020, al objeto de reformular sus productos reduciendo en lo posible los contenidos en sal, grasas y azúcares. Además, al margen de las disposiciones legales de carácter general en el ámbito de la alimentación, el sector de los zumos cuenta con una legislación propia a nivel europeo, traspuesta a nuestro ordenamiento jurídico mediante Real Decreto. Ello garantiza que los consumidores reciben una información rigurosa y detallada en el etiquetado y en la publicidad de los zumos de fruta, en cuanto a los ingredientes, características, composición, etc. Podemos decir por ello que es un sector de los mas regulados a nivel europeo en el campo de los alimentos y bebidas, lo que se traduce en mayores garantías para los consumidores.

3. ¿Cuál cree que es el principal problema en cuanto a los falsos mitos que hay en torno a los zumos envasados como, por ejemplo, que tienen grandes cantidades de azúcares añadidos? Y a nivel general, ¿qué opina de las fake news sobre alimentación que se publican constantemente?

La alimentación es un tema sensible en el que todos opinamos puesto que cada día realizamos elecciones voluntarias respecto a qué alimentos van a formar parte de nuestra dieta. Además al ser la Nutrición una ciencia muy reciente, el nivel de evidencia científica es todavía limitado, lo que propicia que los mensajes sean a veces sesgados y no alineados con el conocimiento científico. La Organización Mundial de la Salud ha alertado de las consecuencias de un exceso de azúcar en la dieta, en especial en los niños y ha realizado recomendaciones en cuanto a los niveles máximos de azúcar en la dieta para evitar la obesidad. Por ello el ciudadano necesita información sobre el contenido en azúcar de los alimentos.

Creo que se han dado pasos importantes para ofrecer garantías al consumidor, incrementando la transparencia en la composición de los alimentos y que poco a poco el consumidor ya conoce que los zumos de fruta según la legislación vigente no pueden llevar azúcares añadidos. Aún así, hay que seguir haciendo esfuerzos en transmitir la información de forma objetiva por parte de todos. Al elegir fuentes fiables de información, minimizamos el riesgo de dejarnos llevar por noticias falsas. Por ello es fundamental tener en cuenta la fuente de información. No es lo mismo la opinión vertida en una red social que un estudio científico publicado en una revista científica de alto impacto o una opinión científica de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria). Asimismo hay que fijarse en los autores de dichas opiniones que se autodenominan expertos pero que a menudo no cuentan con la cualificación académica necesaria.

4. En cuanto al valor nutricional del zumo, ¿cuáles diría que son los elementos más importantes a destacar? 

Desde el punto de vista nutricional lo mas destacable del zumo de frutas es el aporte de determinadas vitaminas (vitamina C, vitaminas del grupo B como el ácido fólico…) y algunos minerales como el potasio y el magnesio, que nuestro organismo los necesita diariamente. Además para el caso de los zumos con pulpa añadida el aporte de fibra también es significativo. Pero lo que los hace singulares desde el punto de vista de la salud es el contenido en compuestos fitoquímicos bioactivos como los polifenoles y carotenoides, exclusivos del Reino vegetal que aportan beneficios a la salud, de muy diversa índole: antioxidante, antiinflamatorio, neuroprotector, etc. Se trata de un número muy elevado de compuestos químicos con muy diversas funciones y que son en la actualidad objeto de numeroso estudios por parte de la comunidad científica en orden a demostrar sus efectos saludables dentro de una dieta rica en alimentos vegetales.

5. ¿Qué consejos darías a aquellas personas que quieren mejorar su alimentación?

La alimentación no puede aislarse del contexto de la promoción de estilos de vida saludables. En este sentido tanto a nivel individual como colectivo hay que realizar esfuerzos en la educación e información para la salud desde la infancia, facilitando entornos más saludables al consumidor. Nuestra alimentación en general resulta poco equilibrada con un exceso de calorías respecto a lo que necesitamos a nivel individual y con un consumo de frutas, hortalizas y fibra por debajo de las recomendaciones de los organismos internacionales. Para tener una vida saludable hay que ser físicamente activo, evitar el ocio sedentario y cuidar la alimentación, manteniendo el balance energético y evitando excesos en cuanto al contenido en sal, grasas y azúcares en la dieta y dando prioridad a los alimentos de origen vegetal. La dieta Mediterránea es buena prueba de ello y sus beneficios para la salud están respaldados por pruebas científicas.