30 octubre 2019 - La psicología explica por qué no comemos fruta y verdura

Todos sabemos que tomar fruta y verdura puede mejorar nuestra salud de forma considerable, y conocemos muy bien la labor que hacen organismos como “5 al día” para su promoción. No obstante, a pesar de que la población es consciente de la importancia de su consumo, sólo el 11% de los adultos españoles cumplen con la recomendación mínima de porciones de fruta y verdura. ¿Cuál es el motivo de esta contradicción? 

Un nuevo estudio publicado en Nutrition Reviews ha identificado varios factores que contribuyen a este déficit en el consumo de fruta y verdura, sugiriendo que la causa está en nuestra psicología. El Dr. David Benton, Profesor de Psicología de la Universidad de Swansea y autor principal de la revisión, comentó: "Cuando hablamos de promover la salud, es fácil proporcionar información básica; lo difícil es que cambiemos nuestros comportamientos. El mensaje de "5 al día" es conocido por todos; sin embargo, muy pocos adultos cumplen con este objetivo porque no es suficiente con tener la información; necesitamos estar preparados psicológicamente para hacerlo. Para cambiar cualquier comportamiento, necesitamos tener autoeficacia, la confianza que tenemos en nuestras habilidades y competencias.” 

El Dr. Benton menciona que los factores psicosociales que influyen en el consumo de fruta y verdura son la autoeficacia, el apoyo social y el conocimiento sobre la importancia de consumirlas para asegurar una buena salud. Explica que es más probable que la motivación intrínseca (el comportamiento libremente elegido) dé como resultado comportamientos positivos para la salud que la motivación extrínseca (algo que se hace para recibir aprobación social). La motivación intrínseca ocurre cuando existe competencia, autonomía y apoyo de los demás. 

En este sentido, añade que: "Cuando exploramos las razones de los bajos índices de éxito para el consumo de fruta y verdura, nos encontramos con que muchas personas citan obstáculos como la incomodidad, el tiempo de preparación y la asequibilidad. Sin embargo, estos estudios sugieren que nuestra autoeficacia (la convicción de que podemos conseguir una meta) es un factor determinante para el consumo de fruta y verdura." 

Además, comenta que "si modificamos nuestro proceso de reflexión para centrarnos en soluciones prácticas, podemos superar barreras. El zumo de fruta, más que la fruta entera, tiene mayores posibilidades de generar sensaciones de autoeficacia, y por tanto es más probable que se asocie con cambios en la dieta a largo plazo. El zumo de fruta no pretende reemplazar la fruta, pero tiene la posibilidad de mejorar el cumplimiento de "5 al día". Es más, su comité científico recomienda beber un vaso de zumo de fruta, lo que contribuye a cumplir con su objetivo. La evidencia demuestra que las personas que toman zumo de fruta tienen un 42% más de probabilidad de llegar al objetivo de "5 al día". ” 

Esta afirmación está respaldada por un estudio publicado en el Journal of Behavioural Medicine , que valora el efecto de una intervención de autoeficacia para establecer un cambio de comportamiento relacionado con un mayor consumo de fruta y verdura. Los participantes en este estudio fueron divididos en dos grupos. Ambos recibieron información básica sobre nutrición y salud, incluidos los beneficios de aumentar el consumo de fruta y verdura, pero además de esta formación básica, uno de los grupos también recibió un curso sobre la autoeficacia. Por ejemplo, planificaron cuándo, dónde y cómo pretendían consumir fruta y verdura. Los resultados del estudio mostraron que el grupo que había recibido formación en autoeficacia tenía mayor intención de consumir, y de hecho consumía, más fruta y verdura comparado con el grupo que solo recibió la información básica. 

Consejos para aumentar la autoeficacia

Benton da unas indicaciones para aumentar y mejorar la autoeficacia para conseguir un estilo de vida saludable.

Elige comidas que tienen pocos obstáculos para su consumo. El zumo de fruta, más que la fruta entera, está asociado con sensaciones de eficacia y competencia, con la posibilidad de generar una motivación intrínseca. 

Hay que pensar en cuándo, dónde y cómo tomarás tus 5 al día. Planifica tener fruta y verdura en casa, junto con zumo de fruta como complemento.

Busca menús que te gusten. Elige un wok de verduras con una salsa que te guste. Puede ser de jengibre picante, tomate o cítrico, pero lo más importante es que tenga un sabor agradable.

Añade una porción de 150 ml de zumo de fruta a tu rutina diaria. El desayuno es una buena oportunidad para arrancar el día de manera positiva y con el objetivo de alcanzar los 5 al día. 

Controla tu consumo de fruta y verdura de forma cuantitativa. Si pretendes alcanzar los 10.000 pasos diarios, ¿por qué no también 5 al día? 


Para la doctora Pilar Riobó Serván, Jefe Asociado de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Fundación Jiménez Díaz y profesora asociada de la Universidad Autónoma de Madrid “el problema es que solemos disponer de poco tiempo, intentando conciliar un horario de trabajo exigente con las demandas de la vida familiar, y si a esto añadimos la preocupación por la preparación de las comidas, echamos mano a platos preparados que son rápidos y fáciles de consumir. Entiendo que es mucha presión, pero con un poco de planificación, cumplir con los 5 al día no requiere tiempo adicional."