29 noviembre 2018 - 'Beber zumo de naranja no promueve la obesidad ni aumenta el riesgo de diabetes tipo 2'

Zumo de fruta, en Serio.- ¿Cuáles son las últimas y más relevantes investigaciones científicas sobre el zumo de naranja? 

Carrie Ruxton.-Un grupo de expertos de la Asociación Europea de Zumos de Fruta (AIJN) ha reunido dosieres científicos sobre 3 temas clave: biodisponibilidad, salud metabólica y control glucémico. 

El documento sobre biodisponibilidad explica que los nutrientes en el zumo de naranja están disponibles para nuestro organismo y pueden aportar importantes beneficios para la salud. Curiosamente, los polifenoles de los cítricos, como la beta criptoxantina, son más biodisponibles en el zumo de naranja envasado que en el zumo de naranja fresco. El zumo de fruta envasado tiene una biodisponibilidad similar de las flavanonas a la de la fruta entera, pero una mayor biodisponibilidad de los carotenoides debido a la estructura menos fibrosa del zumo. 

Por otro lado, el dossier de salud metabólica recopila estudios sobre la obesidad, el riesgo de diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. Las investigaciones recientes revelan que beber zumo de naranja no promueve la obesidad ni aumenta el riesgo de diabetes tipo 2. Algunos ensayos controlados aleatorizados muestran que el zumo de naranja como parte de una dieta equilibrada podría ayudar a reducir el colesterol en la sangre y mantener la presión arterial normal. En cualquier caso, estas investigaciones necesitan ser validadas con más investigaciones. Finalmente, el dossier de control glucémica revela más detalles sobre el impacto del zumo de naranja en el control de la glucosa en sangre a corto y largo plazo. Varios metanálisis han confirmado que el consumo regular de zumo de fruta no tiene impacto en el control glucémico o el riesgo de diabetes tipo 2. La razón de esto, pese al contenido de azúcar natural de los zumos, probablemente sea que los zumos tienen un índice y una carga glucémica bajas cuando se consumen en cantidades moderadas (150-200 ml). 

ZFES.-¿Podría decirnos los beneficios que más le han sorprendido de las investigaciones que acaba de mencionar? 

CR.-Un hallazgo sorprendente de la investigación es que el zumo de fruta no actúa de manera similar a las bebidas que contienen azúcar. Algunos expertos en salud sugieren que el zumo de naranja puro es simplemente 'agua azucarada', pero esto no es cierto. El zumo de naranja es una bebida compleja que contiene azúcares naturales, vitamina C, potasio, ácido fólico, polifenoles, carotenoides y un poco de fibra. Las investigaciones recientes sugieren que estos compuestos tienen efectos beneficiosos sobre los factores de riesgo cardiovascular, como la inflamación, la función vascular, el colesterol LDL y HDL y la excreción de ácido úrico. 

ZFES.-¿Pueden los zumos de fruta y verduras proteger contra las enfermedades cardiovasculares? 

CR.-Es demasiado pronto para decir esto ya que los estudios publicados hasta el momento brindan resultados inconsistentes. La mayoría de los ensayos controlados aleatorios informan acerca de reducciones estadísticamente significativas en los factores de riesgo cardiovascular, en particular la inflamación, pero otros estudios no encuentran ningún efecto. Necesitamos comprender mejor qué poblaciones podrían beneficiarse del consumo de zumo de fruta y qué niveles de ingesta son óptimos. AIJN está trabajando con destacados académicos para avanzar en este trabajo. 

ZFES.-En España, un vaso de zumo de fruta está incluido entre las recomendaciones diarias de 5 raciones de frutas y verduras al día, ¿qué opina al respecto? 

 CR.-Sucede lo mismo en Reino Unido y Alemania, donde un vaso pequeño de zumo de fruta cuenta como una porción de fruta. El zumo de fruta ofrece muchos de los beneficios de las frutas enteras y es una opción conveniente para las personas a quienes les resulta difícil comer cinco porciones de frutas o verduras enteras cada día. Un amplio estudio europeo realizado por IPSOS afirma que el 84% de los médicos y nutricionistas creen que el zumo de frutas es "bueno cuando se consume con moderación", mientras que el 67% está de acuerdo en que es un complemento para la ingesta recomendada de frutas y verduras.